Fundamentos

El Proyecto Educativo de nuestro Centro tiene muy presente que los dos focos de la conciencia social educativa han de ser las familias y el colegio. No separadas, sino unidas. Padres y docentes forman el equipo pedagógico básico, y debemos elaborar una pedagogía compartida que permita que la casa y el colegio no sean espacios separados o antagónicos; sino cooperadores: el aprendizaje es complementario entre ambas instituciones; los padres solos no pueden educar bien; pero el colegio solo, tampoco puede hacerlo.
OBJETIVOS QUE CONSIDERAMOS EN NUESTRA PRÁCTICA DOCENTE Con la Educación pretendemos que nuestros alumnos:
  • Adquieran los recursos intelectuales, afectivos, volitivos y morales, para dirigir responsablemente sus
  • vidas.
  • Sean capaces de aprovechar las oportunidades y enfrentarse a los problemas.
  • Lo que perseguimos, en resumen, es que estén en las mejores condiciones para ser buenas personas y de esa forma, ser felices.
  • Esto incluye la posibilidad de un buen trabajo y el talento para mantener buenas relaciones afectivas
  • satisfactorias y para colaborar al bienestar general.
Los objetivos de la Educación son ambiciosos, pero lo podemos resumir en un escueta fórmula:
EDUCACIÓN = INSTRUCCIÓN + EDUCACIÓN DEL CARÁCTER.
De la Instrucción se encarga el Colegio; pero educar es también, ayudar a formar el carácter.
Carácter es el conjunto de hábitos que una persona adquiere y que van a ampliar o limitar sus posibilidades vitales.
El buen carácter es el que aumenta las posibilidades de desarrollo, autonomía, creatividad y eficacia de una persona.
Ser optimista, valiente, soportar el esfuerzo, disfrutar con las cosas buenas, estar dispuesto a aprender continuamente, ser capaz de emprender proyectos, de comunicarse, de colaborar; mantener la confianza en sí mismo, buscar la justicia; son recursos que forman parte del buen carácter.
El Colegio no puede resolver los problemas de los alumnos, ellos tendrán que pelear sus propios combates; nuestra obligación es proporcionarles competencias generales, ayudarles a desarrollar las fortalezas personales. Por ejemplo, podemos estar seguros de que al llegar a la adolescencia vivirán en un mundo en el que las drogas van a estar presentes. No podemos evitarlo; pero sí educarles para que ellos tomen la decisión más inteligente en el momento oportuno. La formación del CARÁCTER es tarea conjunta de la FAMILIA y el COLEGIO, por eso deben colaborar.
El protagonismo de la FAMILIA es decisivo. Teniendo en cuenta que vivimos en SOCIEDAD, la FAMILIA y el COLEGIO necesitan el apoyo, cercanía e interés de toda la ciudadanía. Al fin y al cabo el futuro va a depender de la buena educación de nuestros jóvenes.
EDUCACIÓN Recursos Morales 
Los niños deben adquirir durante su formación recursos intelectuales, afectivos, volitivos y morales.
Herramientas
Los más pequeños han de instruirse para conseguir un buen trabajo.
Aprendizaje 
Los jóvenes también deben aprender a ser felices y buenas  personas y colaborar al bienestar general.
Talento
Los chavales han de tener instrumentos para mantener relaciones afectivas profundas y satisfactorias a lo largo de su vida.

Logo Colegio Haypo